Corría el año 1780, cuando el general estadounidense Benedict Arnold se pasó al bando británico durante la Guerra de la Independencia de los Estados Unidos. El traidor de Arnold llevaba todo el año tramando con los británicos la rendición del fuerte de West Point, a cambio, los británicos le proporcionarían una ingente cantidad de oro y la máxima distinción del ejército británico de la época.

Arnold aceptó la oferta y no dudó en traicionar a sus compatriotas que luchaban por la libertad y el futuro de una nación que estaba subyugada a los intereses de los enemigos de la patria. Pero todo ello se vino abajo cuando en septiembre de 1780 las tropas estadounidenses descubrieron al traidor de su general de camino a las filas británicas. Finalmente, Arnold fracasó y acabo abandonando Estados Unidos y siendo un apestado en Reino Unido tras la independencia de Estados Unidos.

 

Hoy, el PSOE ha vuelto a traicionar, una vez más, a los españoles uniéndose a los chavistas, a los secesionistas y a los etarras para votar en contra de la ley contra el adoctrinamiento escolar que supone el principal problema que padecemos los españoles. A día de hoy, Benedict Arnold es sinónimo de traición en Estados Unidos. Ya va siendo hora de que en España el PSOE sea considerado como tal, una basura corrupta y traidora al servicio de los enemigos de España que tienen a un líder dispuesto a pactar con el diablo con tal de recibir unas cuantas monedas de oro y la máxima distinción de la política española.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies