Seleccionar página

Noche histórica la vivida ayer en la región sureña de España por excelencia. El PSOE que llevaba gobernando Andalucía desde hace 36 años, el mismo tiempo que duró la dictadura de Franco en este país, se despide de la Junta de Andalucía. Durante su mandato, ha conseguido que miles de millones de euros desaparezcan, que Andalucía sea declarada como una región pobre por la UE (ni siquiera en desarrollo), que se convierta en la región más corrupta de Europa (superando regiones rumanas y macedonias), con la tasa de paro juvenil más alta de la UE, etc.

Un cartel que ha sometiendo a los ciudadanos andaluces a la pobreza y al pago de tasas abusivas, para que los capos se forraran como si de una mafia calabresa se tratara. Un cartel que ha aplastado y empobrecido a millones de personas gracias al sofisticado mecanismo de mantener contentos a los «peones» y «socios» que habían colocado en todo el territorio con el pago mensual de limosnas, mientras hacían la vida imposible a todos aquellos que se negaban a formar parte de la trama delictiva. A pesar de que esa estrategia les ha permitido ganar las elecciones porque muchos de ellos dependían de su caridad, anoche, la urdimbre se rompió y tocó a su fin.

Andalucía por fin ha salido del largo letargo en el que habitaba y ahora tiene por delante la ardua tarea de desmontar todo el tinglado corrupto que ha estado padeciendo. Una limpieza que deberá encabezar alguien independiente al organismo político que representa tanto Juanma Moreno como Juan Marín. Candidatos que no están a la altura de las exigencias del momento. No será un politicastro de turno acomodado en la oposición durante años, el que sea capaz de llevar adelante las inmensas reformas que requiere Andalucía y por ello, debe ser alguien ajeno que sirva de unión entre las diferentes sensibilidades políticas que representan tanto el PP, Ciudadanos y VOX. Partidos que en lo fundamental están de acuerdo, pero que discrepan en el modo y en las formas. Ahora que jueguen unos cuantos días a hacer como que les resulta muy complicado llegar a un acuerdo, que cada uno venda a su elector el esfuerzo de pactar con el contrario, pero que no tarden en dejar de lado sus intereses particulares y empiecen a pensar en el progreso de los andaluces que ya va siendo hora.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies