Seleccionar página

Nuestro presidente, un farsante mentecato, pretende claudicar en nombre de todos los españoles y falsear la historia de nuestro país. Me niego a admitir tal ignominia. He aquí la historia de Lluís Companys:

– En 1931 fundó ERC.

– En 1932 es elegido presidente del parlamento de Cataluña tras las elecciones de noviembre.

– Una vez alcanzada la presidencia, convocó manifestaciones de forma asidua en las que se proferían soflamas como «la enseñanza en lengua forastera es una imposición colonial», «a las armas» e inició una campaña para que las mujeres no compraran en las tiendas con letreros en castellano.

– El 4 de octubre de 1934, tres ministros de la CEDA entran en el nuevo gobierno. Companys ordenó un despliegue de violencia por toda Cataluña e incitó a la sublevación del pueblo contra el gobierno «fascista» de Madrid. (Gobierno que había sido elegido de forma democrática).

– El 6 de octubre de 1934, Companys proclamó desde el balcón de la Generalidad «el Estat Catalá», es decir, la independencia de Cataluña con el apoyo del PSOE. Sin embargo, el apoyo que esperaba recibir por parte de la población que él había armado, fue infinitamente menor al previsto.

– El 7 de octubre, a las seis y cuarto de la mañana, la Generalidad se rindió y algunos dirigentes comenzaron a huir por las alcantarillas de Barcelona. Companys fue detenido junto con el gobierno catalán en pleno.

– En 1935 fue condenado a 30 años de cárcel por rebelión.

– En 1936, tras la llegada al poder del Frente Popular después de haber falseado las elecciones, Companys fue indultado y regresó a Cataluña el 1 de marzo de ese mismo año.

– Tras su regreso, daría comienzo a su sanguinario plan para erradicar a sus opositores (muchos de ellos de su propio partido). El 24 de julio de 1936 creó el Comité Central de Milicias Antifascistas de Cataluña. Dicho comité fue el encargado de ajusticiar mediante fusilamientos a miles de catalanes inocentes. Los motivos eran muy variados: ser partidario de la CEDA, monárquico o simplemente por acudir a misa. Companys llegó a jactarse de haber eliminado a la mayoría de sacerdotes en Cataluña.

– En 1938, decidió exiliarse del país debido a la victoria franquista en el Ebro. Permaneció huido en Francia hasta el 13 de agosto, cuando agentes alemanes de la Gestapo lo entregan a las autoridades franquistas el 29 del mismo mes. Juzgado en consejo de guerra el 14 de octubre, fue fusilado al día siguiente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies